Los Ferrari más bellos se exponen en el Museo Enzo Ferrari

发布时间:2019-07-12 12:46:50 来源:大嘴棋牌-大嘴棋牌下载-拼三张棋牌点击:37

  En el marco del impresionante Museo Enzo Ferrari, un edificio de 2.500 metros cuadrados dividido en cinco zonas, se centra en tres aspectos fundamentales: "extraordinaria", "rara" y "exclusiva". Según Flavio Manzoni, jefe de dise?o de Ferrari, "el lenguaje de dise?o de Ferrari representa un delicado equilibrio entre los principios estéticos de la belleza y la búsqueda rigurosa de una función máxima, sin decoración por el bien de la decoración".

  ?Y qué nos encontramos? Auténticas obras de arte sobre ruedas, algunos de los modelos más míticos, desde los primeros, como el 166 Inter de 1948, pasando por el 750 Monza de 1954 y llegando al Monza SP1 lanzado el pasado a?o en París. Cada uno representa la visión estética de Ferrari de sus respectivas épocas. Por ejemplo, con un Ferrari 250 GTO de 1963, el automóvil más caro jamás vendido. El modelo en exposición es precisamente ese, que fue comprado por un hombre de negocios estadounidense.

  Otra joya es el Ferrari 500 TRC de 1957, construido para cumplir con las nuevas regulaciones deportivas que dictan que todas las "barchettas" deben tener una cubierta de lona "en lienzo u otro material flexible, desmontable a mano y sin el uso de ninguna herramienta". Cerca suyo encontraremos el 250 GT Berlinetta Lusso, una de las mejores creaciones de Pininfarina, que fue presentado en el Salón del Automóvil de París de 1962, fue construido por Carrozzeria Scaglietti e impulsado por un motor V12 que producía 240 caballos. Y que fue el coche personal del legendario Battista Pininfarina.

  ?Más modelos? El Daytona roadster, de 1969, que es en realidad una rareza en este modelo. Pero quizás sea más atractivo el precioso 275 GTB ?de 1963, el primer Ferrari de producción con suspensión independiente en las cuatro ruedas. Debajo del capó, un motor V12 que produce 280 caballos, con la firma de dise?o de Pininfarina. Se construyeron un total de 453 unidades. No muy lejos, las líneas de un GTC4Lusso de 2016 brilla con luz propia con su lenguaje moderno y a la vez enraizado en la tradición.

  Tampoco hay que dejar de lado uno de los descapotables más bonitos de todos los tiempos, como es el 250 California en 1957, que fue promovido por Luigi Chinetti, importador estadounidense de la marca que propuso a Enzo Ferrari construir un modelo abierto para el mercado estadounidense. Fue un éxito, aunque la cifra de 106 unidades parezca decir lo contrario. A su lado, el California de 2008, la reinterpretación moderna de un clásico que todavía pervive en su evolución llamada Portofino.

  Y así, paseando entre tanta belleza italiana, lo único que se podría echar en falta es escuchar el canto de sus motores, más aún tras la presentación del SF90 Stradale, primer híbrido enchufable de la marca del Cavallino. Pero en silencio o en movimiento, cada Ferrari es una ‘obra maestra eterna’.